ILa Autoridad Palestina (AP) fue creada por los acuerdos negociados en Oslo y firmados en 1993 por Yitzhak Rabin, Primer Ministro de Israel, y Yasser Arafat, Presidente de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP). Pero donde Israel esencialmente ve en ello la promesa de un » cooperación en seguridad en los territorios evacuados por su ejército, la OLP proyectó sus sueños de un estado independiente en tal Autoridad. Los donantes, encabezados por la Unión Europea, han mantenido esta ilusión al subsidiar masivamente a la Autoridad Palestina con miras a » solución de dos estados «.

A Rabin, asesinado por un extremista judío en 1995, lo sucedió un feroz opositor de los acuerdos de Oslo, Benyamin Netanyahu, de 1996 a 1999, luego de 2009 a 2021. De vuelta al frente del gobierno informó durante unos meses, Netanyahu Frente a él está Mahmoud Abbas quien, tras la muerte de Arafat en 2004, lo sucedió como presidente tanto de la OLP como de la Autoridad Palestina.

Lea también: Muerte de Ahmed Qurei, negociador de los Acuerdos de Oslo entre Israel y Palestina

La confusión de la legitimidad

Arafat había logrado contener las contradicciones inherentes al entrelazamiento entre, por un lado, la Autoridad Palestina y su Consejo Legislativo Palestino (PLC), elegido por sufragio universal en Jerusalén Este, Cisjordania y Gaza, y, por otro lado, por otro lado, la OLP, con su consejo ejecutivo, su consejo central y su consejo nacional, suponía designar tanto a la población de los territorios ocupados como a la diáspora palestina. La gestión de estos dos niveles de legitimidad fue facilitada por el carisma de Arafat y su dominio absoluto sobre Fatah, la mayoría en la OLP, así como por la negativa de los islamistas de Hamas a jugar el juego de la OLP como de la AP.

Todo cambió con la elección de Abbas, jefe tanto de Fatah como de la OLP, por el 62% de los votos en 2005 como Presidente de la Autoridad Palestina y, al año siguiente, con la victoria de Hamas en las legislativas, con 74 de los 132 escaños del CLP. Cada uno de los movimientos rivales se valió de la legitimidad electoral para reclamar su única “Autoridad”, hasta la ruptura de 2007 entre el “Fatahstan” de Cisjordania y el “Hamastan” de Gaza.

Ciclos de conversaciones entre Fatah y Hamas, ayer por la mediación de Egipto, hoy por la de Argelia, no han logrado salir de esta división ahora anclada en dos territorios palestinos. La campaña liderada por Abbas en nombre de la OLP para obtener, en 2012, el reconocimiento de Palestina como Estado no miembro de las Naciones Unidas, pero con estatus de observador, ha agravado aún más la confusión, ya que el gobierno de la » AP, incluso su administración, ahora reclama un «Estado de Palestina», ahora reconocido por 139 estados.

Te queda el 50,61% de este artículo por leer. Lo siguiente es solo para suscriptores.